OKUPAR! CONSTRUIR! RESISTIR!

BIBLIOTECA INGOBERNABLES

Buscar este blog

OTRXS

martes, enero 17

Sectores energético y minero, los mayores atacantes de defensores de derechos humanos: informe CIEDH

Sectores energético y minero, los mayores atacantes de defensores de derechos humanos: informe



* Los ataques se han tornado sistemáticos, estratégicos e intrínsecos a la forma de hacer negocios en muchas regiones de #América, denuncia el #CIEDH.

Ciudad de #México, 16 de enero de 2017. Los pueblos indígenas y las mujeres defensoras en América Latina presentan una situación de vulnerabilidad especial, señaló el Centro de Información sobre Empresas y Derechos Humanos (CIEDH); la organización alertó también del incremento de ataques a comunidades que defienden los derechos humanos frente a inversiones de gran escala.

El protocolo de actuación del CIEDH contempla realizar invitaciones a las empresas para que respondan sobre las denuncias interpuestas en su contra. Desde septiembre de 2013 hasta diciembre de 2016, el CIEDH invitó a 156 empresas a responder sobre abusos contra personas y comunidades que se oponían a proyectos empresariales: el sector energético recibió el 41% del total de los requerimientos, seguido del sector minero (27%), el sector de la construcción (13%) y finalmente del sector agrícola, alimentos y bebidas (12%). En el mismo periodo de tiempo, el CIEDH documentó intimidaciones y amenazas en 51 ocasiones, 36 muertes, 34 desalojos y 27 golpizas o diferentes formas de violencia en contra de personas defensoras de derechos humanos en América Latina. Según los datos obtenidos, los países más peligrosos para defensoras fueron #Colombia, #México, #Guatemala, #Honduras y #Brasil.

En el caso mexicano la organización recordó que, en 2016, una coordinación de ONG documentó 32 casos de abusos contra defensoras y 4 asesinatos. Entre los casos de más gravedad se encuentra el de la denuncia realizada por ONG locales en 2016, según la cual empresas que trabajaban para #Ferromex – parte del Grupo México – habrían asesinado a #migrantes centroamericanos en tránsito por México y amenazado a defensoras; la empresa nunca contestó a las peticiones de la CIEDH acerca del caso.

En 2014, organizaciones internacionales afirmaron que líderes comunitarios en defensa de la tierra eran indiscriminadamente atacados en México, Guatemala, Nicaragua y demás países. Entre las empresas responsables se incluyen a #Abengoa, #Bonatti, #Enagas, #Elecnor, #B2Gold, Gas Natural y #Exmingua (parte de Kappes, Cassiday & Associates).

El riesgo particular que corren las mujeres activistas e indígenas queda patente en los ejemplos aportados por la CIEDH. A principios de 2016 Nilce Souza Magalhães fue asesinada por denunciar los perjuicios sociales y ambientales que causan las hidroeléctricas en el estado de #Rondônia, Brasil. También Marina Manoel fué violada y asesinada por proteger las tierras de la comunidad guaraní de la ocupación ilegal para la caña de azúcar, la soya y la ganadería. En 2016 el asesinato de Berta #Cáceres tuvo especial repercusión al ser una reconocida activista medioambiental y ganadora del Premio Goldman; Cáceres había recibido amenazas por sus acciones contra el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, aunque ninguna de las amenazas fue investigada por el Estado.

El Centro alerta de que los últimos tres años en América Latina “se han caracterizado por un preocupante y claro incremento en la criminalización y los ataques en contra de organizaciones y comunidades que están defendiendo y promoviendo los derechos humanos frente a inversiones de gran escala, así como violaciones de derechos laborales”. Añaden datos del informe de 2016 de Global Witness, que reporta que 85 activistas ambientales fueron asesinados a nivel mundial en 2015, dos tercios sólo en América Latina.

*Enlace para consultar el informe en su totalidad :

https://business-humanrights.org/es/%C3%A9nfasis-sobre-defensores-y-defensoras-de-derechos-humanos-bajo-amenazas-y-ataques

Rosa Luxemburgo, de la educación popular a la (auto) formación de las masas

_____________rosa


Rosa Luxemburgo, de la educación popular a la (auto) formación de las masas

Por: Hernán Ouviña

Rosa Luxemburgo (1871-1919) fue una de las marxistas que, en tanto educadora popular, más esfuerzos destinó en favor de los procesos formativos como algo prioritario para la militancia. Paradójica y erróneamente, se la sigue caricaturizando como una “espontaneísta” que denostaba la teoría y la necesidad de la organización política, algo alejado por completo de su concepción revolucionaria. Desde sus primeros pasos como activista clandestina en su Polonia natal, hasta su destacado papel en el seno de la izquierda alemana y europea, siempre abogó por construir y dotar de centralidad a los espacios orgánicos y a los momentos del autoaprendizaje de las masas.

De hecho, al poco tiempo de sumarse a militar en Alemania es invitada a incorporarse en la escuela de formación del Partido Socialdemócrata por su experiencia en ese plano. Salvo en los diferentes interregnos que estuvo encarcelada, Rosa dedicó buena parte de su militancia diaria a esta tarea, a razón de cuatro veces por semana, desde 1907 hasta 1914 (momento en el que, como consecuencia de su agitación contra la guerra, sufrirá sucesivos y prolongados períodos de encierro en la cárcel). En los talleres y cursos que coordinaba por aquellos años, no permitía que se tomasen notas en el momento, ya que consideraba que era mejor que quienes asistían pudiesen seguir, sin interrupción y con la mayor atención posible, la dinámica de intercambio y exposición que orientaba a cada encuentro. “Uno no quiere simplemente repetir”, convertirse “en un fonógrafo”, sino “recoger material fresco para cada nuevo curso, ampliar, cambiar, mejorar”, que se fomente la discusión y “un tratamiento profundo de la materia mediante preguntas y conversación”, confesará en una de sus cartas.

Una parte sustancial de estas clases, en cuyos borradores Rosa trabajó para su publicación incluso durante los años que estuvo en la cárcel, fue editada póstumamente bajo el título de Introducción a la economía política, y vale la pena leer estos manuscritos porque no solamente desmitifica en ellos al pensamiento de los “sabios burgueses”, sino debido a que aborda de manera detallada -y hasta reivindica- las formas comunitarias de vida social existentes en la periferia del mundo capitalista, entre ellas las de los pueblos indígenas que aún perduran hoy en día en Nuestra América. Podemos imaginarnos lo que implicó que una mujer, polaca y judía ingrese como “profesora” en ese espacio construido y habitado casi de manera exclusiva por hombres, que además de subestimar la capacidad intelectual y política de las mujeres, en no pocas ocasiones reproducían los peores prejuicios antisemitas.Hoy sabemos que la batalla de Rosa fue en varios frentes: contra el capitalismo como sistema de dominación múltiple, que además de intensificar la explotación de la clase trabajadora, exacerbaba el militarismo bélico y desplazaba su crisis hacia los países coloniales y la periferia global a través de la acumulación por despojo, pero también contra lo que Raya Dunayevskaya llamó “chauvinismo masculino”, que imbuía al propio partido en el que ella militaba, incluyendo a sus principales referentes teóricos y políticos, Karl Kautsky y August Bebel. Algunos de sus textos más disruptivos son producto de las querellas libradas contra las tendencias burocráticas al interior de la organización, que subestimaban de manera simétrica la capacidad de lucha y autoconsciencia de las clases populares. Uno de sus primeros escritos ¿Reforma o revolución?, constituye una brillante respuesta a las hipótesis reformistas de Eduard Bernstein, donde además explicita la centralidad del estudio y la discusión teórica: “no se puede arrojar contra los obreros insulto más grosero ni calumnia más indigna -dirá- que la frase ‘las polémicas teóricas son sólo para académicos’”. Es que para ella, como afirmará en una de sus cartas, “el socialismo no es precisamente, un problema de cuchillo y tenedor, sino un movimiento de cultura, una grande y poderosa concepción del mundo”, por lo que la disputa intelectual y la formación política tenían una relevancia ineludible.

Pero esto no significaba desmerecer las acciones militantes en la calle, sino por el contrario concebirlas, también, como profundamente formativas, en un ida y vuelta con la reflexión crítica. Huelga de masas, partidos y sindicatos, otro de sus libros más sugerentes, es un claro ejemplo de su concepción dialéctica de la realidad y del autoaprendizaje en torno a ella. A partir de la reconstrucción y análisis del proceso revolucionario vivido en Rusia en 1905, demuestra cómo la supuesta “espontaneidad” de las masas populares en las calles y barricadas de ese “bárbaro” país oriental, tenía mucho para enseñarle a la cómoda dirigencia socialdemócrata de Alemania e incluso al conjunto de Europa, respecto de cuál era el horizonte de lucha al que apuntar: “un año de revolución ha dado al proletariado ruso esa ‘educación’ que treinta años de luchas parlamentarias y sindicales no pueden dar artificialmente al proletariado alemán”, sentenciará en sus páginas más ardientes. Tal enfado generó este opúsculo escrito por Rosa, que la dirección de los adormecidos sindicatos alemanes decidirá destruir e incendiar la edición que esperaba ser difundida por esas tierras. Este texto en particular brinda una enseñanza vital en términos formativos, debido a que postula que la experiencia práctica, el aprender haciendo, resulta fundamental en el proceso autoeducativo de las masas en su caminar revolucionario.

En el contexto del desencadenamiento de la primera guerra mundial, Rosa utilizará su pluma -bajo seudónimos varios- como arma de combate y polémica contra las fuerzas nacionalistas que instaban al intervencionismo militar alemán en el conflicto bélico y advertirá sobre una disyuntiva civilizatoria que pasará a la historia como consigna de las causas populares a nivel mundial: “¡Socialismo o barbarie!”. Pero también tendrá oportunidad de realizar una lectura crítica de los primeros momentos del proceso revolucionario vivido en la Rusia soviética de 1917. Escrito entre rejas, el manuscrito Crítica de la Revolución Rusa resulta un texto clave no solamente para todo proyecto de formación política en cuanto a su método de análisis y autocrítica fraterna desde el marxismo, sino porque en él se explicita la centralidad que este tipo de propuestas adquiere en la transición al socialismo, e incluso antes de él. “El dominio de clase burgués -dirá Rosa sin medias tintas- no tenía necesidad de una instrucción y de una educación política de las masas populares, por lo menos más allá de ciertos límites muy estrechos. Para la dictadura proletaria, en cambio, ambas cosas constituyen el elemento vital, el aire, sin el cual no podría subsistir”. En efecto, la nueva sociedad implica la participación activa y consciente del pueblo, razón por la cual “la práctica socialista exige una completa transformación espiritual en las masas degradadas por siglo de dominación burguesa”. De acuerdo a la militante espartaquista, “la escuela misma de la vida pública, de la más ilimitada y amplia democracia, de la opinión pública”, es lo que iba a permitir el avance hacia un socialismo no burocratizado ni autoritario. Por ello concluirá afirmando que “la democracia socialista no comienza solamente en la tierra prometida”, sino que debe prefigurarse en el presente, ensayarse como proyecto formativo de autogobierno cotidiano.Incluso en los momentos más duros y adversos, 

Rosa no temió ejercitar de manera fraterna y honesta la autocrítica, en aras de evitar un desencuentro cada vez mayor entre libertad e igualdad, algo que vislumbraba como peligro en la Rusia soviética: “La libertad sólo para los que apoyan al gobierno, sólo para los miembros de un partido (por numeroso que este sea) no es libertad en absoluto. La libertad es siempre libertad para el que piensa de manera diferente”, se atrevió a advertirles de manera premonitoria a los camaradas bolcheviques en uno de los párrafos finales de su manuscrito, donde a la vez denuncia la falta de canales de participación real de las masas y la ausencia de debate público en torno a los principales problemas que aquejaban al proceso revolucionario. Sin embargo, sus propios compañeros espartaquistas la regañaron y le sugirieron no difundir el escrito producido por ella en la cárcel, por miedo a que le hiciera “el juego a la derecha”.A contrapelo, para Rosa el análisis autocrítico y (en caso de ser necesaria) la rectificación, constituían un ejercicio teórico-político ineludible, ya que según su convicción, flaco favor se le hace a los proyectos emancipatorios si la militancia se convierte en mera aplaudidora de sus virtudes y, “haciendo de la necesidad virtud”, omite sus contradicciones, ambigüedades, errores y flaquezas por temor a ser excomulgada o considerada “traidora”. Hay que asumirlo de una vez por todas: ausencia de reflexión crítica, estancamiento y dogmatización van de la mano, y de acuerdo a Rosa nos sumergen en un círculo vicioso del que es cada vez más difícil salir.


Por ello, además del ejercicio de la autocrítica como una responsabilidad ética de todo/a militante, para ella resultaba imperioso romper con dos flagelos que, de una u otra manera, tienden a permear a buena parte de las organizaciones de izquierda: “recaer en la secta o precipitarse en el movimiento reformista burgués”. Para superar ambos vicios que rascan donde ni pica, se requiere según Rosa establecer un nexo dialéctico entre, por un lado, las múltiples luchas cotidianas que despliegan las clases populares y, por el otro, el objetivo final de trastocamiento integral del capitalismo como sistema, de manera tal que cada una de esas resistencias, potenciadas entre sí, devengan mecanismos de ruptura y focos de contrapoder, que aporten al fortalecimiento de una visión estratégica global y reimpulsen, al mismo tiempo, aquellas exigencias y demandas parciales desde una perspectiva de largo aliento.

Esta es, en última instancia, la verdadera diferencia sustancial entre una perspectiva socialista y una de tipo reformista: mientras que la primera considera siempre las reivindicaciones inmediatas y las conquistas parciales en relación con el proceso histórico contemplado en toda su complejidad y apostando al fortalecimiento de un poder popular y de clase antagónico, en la segunda se evidencia la ausencia total de referencia al conjunto de las relaciones que constituyen a la sociedad capitalista como sistema de dominación múltiple, lo que lleva a desgastarse en la rutina de la pequeña lucha cotidiana por reformas que -al no estar conectadas con el objetivo final de ruptura y superación revolucionaria del orden burgués- terminan perpetuando la subordinación de las clases populares.

En plena ebullición obrera en las calles de Berlín, y pocas horas antes de ser asesinada junto a Karl Liebknecht el 15 de enero de 1919, Rosa no dudó en redoblar su confianza en la capacidad autoemancipatoria de las masas, exclamando: “El liderazgo ha fallado. Incluso así, el liderazgo puede y debe ser regenerado desde las masas. Las masas son el elemento decisivo, ellas son el pilar sobre el que se construirá la victoria final de la revolución. Las masas estuvieron a la altura; ellas han convertido esta derrota en una de las derrotas históricas que serán el orgullo y la fuerza del socialismo internacional. Y esto es por lo que la victoria futura surgirá de esta derrota”. A la vuelta de la historia, y en un nuevo aniversario de su desaparición física, su herencia se mantiene más viva que nunca en la infinidad de proyectos e iniciativas que germinan, desde abajo y a la izquierda, en diversas latitudes del mundo, con la plena certeza de que muchas derrotas renacerán -más temprano que tarde- como luminosas victorias. Porque las revoluciones venideras serán la conquista del pan, pero también el florecimiento de las Rosas.


15 enero 2017

sábado, noviembre 12

JORNADAS ANARQUISTAS PACHUCA 2017


Mayores informes en este Blog y al correo fandoeros@gmail.com


viernes, septiembre 2

Los kurdos desafían los planes de las potencias para Medio Oriente


Los kurdos desafían los planes de la s potencias para Medio Oriente
Por Leandro Albani 

31/08/2016

Turquía se acerca a Siria prometiendo la “paz”, pero invade militarmente el país con el objetivo de desbaratar la resistencia kurda. Mientras tanto, Estados Unidos y Rusia juegan sus fichas en Medio Oriente generando un futuro incierto. “Los tiempos cambian”, dice la popular frase. Y en Medio Oriente, esos tiempos cambian de forma acelerada con el transcurso de las horas. El ejemplo más concreto y reciente es el del gobierno del presidente turco Recep Tayyip Erdogan.



Hasta hace apenas unas semanas, sobre Erdogan y su administración caían todas las críticas (principalmente de Siria, Rusia e Irán) por solventar y apoyar al Estado Islámico (o Daesh). Pero ahora, reuniones del más alto nivel mediante, el gobierno turco intenta posicionarse como la llave que permitiría devolver la estabilidad en territorio sirio.

Frustrado el golpe de Estado del 15 de julio pasado en Turquía, Erdogan viró con su política y, luego de restablecer relaciones con Rusia, declaró su disposición en colaborar para derrotar al Daesh y ayudar con la solución del conflicto sirio.

El primer ministro turco, Binali Yildirim, efectuó varias declaraciones en este sentido. El sábado expresó que su gobierno busca asumir un papel más activo en Siria durante los próximos seis meses para evitar una “división sectaria” del país. De esta manera, Yildirim se refirió más que a “salvar” a Siria, a redoblar los esfuerzos para derrotar el proceso revolucionario que desde hace más de cuatro años se despliega en el norte de Siria, la región kurda denominada Rojava.

En los últimos días, desde el gobierno turco remarcaron que uno de sus principales objetivos es cortar la acción de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG/YPJ) y del Partido de la Unión Democrática (PYD), ambos vinculados al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Erdogan y sus funcionarios no han parado de repetir que la lucha debe direccionarse con el Estado Islámico y el PKK, poniendo a ambas organizaciones en el mismo plano, pese a que se encuentran en las antípodas ideológicas.

En las últimas horas ocurrieron una serie de hechos que muestran que el proceso político generado en Rojava corre peligro:

-El 23 de agosto, Erdogan se reunió con Masud Barzani, el multimillonario presidente del Kurdistán Autónomo de Irak. Barzani, líder histórico del Partido Democrático de Kurdistán (PDK), es un enemigo declarado del PKK. Ambos mandatarios discutieron medidas para combatir a la insurgencia kurda y al Daesh. La relación de Erdogan y Barzani se acrecentó con el correr de los años, razón por lo cual el dirigente del PDK no emite palabra cada vez que la aviación turca bombardea las montañas de Kandil, ubicadas en el Kurdistán iraquí y donde se encuentra la comandancia del PKK. A diferencia del PKK, Barzani busca a toda costa declarar un Estado kurdo independiente que comprenda los territorios iraquí y sirio. Debajo de ese suelo están las principales reservas petroleras de ambos países. Las razones de Barzani se encuentran en el control de esas riquezas

-El mismo martes, Turquía ingresó por tierra y aire a Rojava, bajo la excusa de combatir al Daesh. El punto elegido fue Jarablus, el paso fronterizo que el Estado Islámico utiliza para traficar armas y petróleo. Las milicias YPG/YPJ intentan recuperar el control de esa zona para unir los cantones de Cizîr, Kobanê y Efrîn, que conforman Rojava. Ante la avanzada turca, Jalid Isa, representante del PYD, denunció que el gobierno de Erdogan “está tratando de convertir su ocupación indirecta de Siria en directa”, por lo cual exigió que Turquía “se retire inmediatamente del territorio sirio y detenga su apoyo a los grupos terroristas en Siria; de otra manera, obligaremos a las fuerzas turcas a salir de nuestro territorio”. Por su parte, las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS, integradas por kurdos y árabes) alertaron sobre los “peligrosos desafíos que las potencias regionales están imponiendo a nuestro pueblo”. En estos momentos, las fuerzas turcas están combatiendo junto al Ejército Libre Sirio (ELS), grupo considerado “terrorista” por el gobierno de Damasco. A su vez, Rodi Osman, representante del Kurdistán sirio en Moscú, denunció que Jarablus “fue bombardeada por tanques, artillería y aviación. En el ataque también participaron miembros de grupos radicales islamistas, como el Frente Fatah al Sham (antiguo Frente al Nusra), Ahrar al Sham, Sultan Murad, Nureddin al Zinki y Yeish al Fath”.

-Al mismo tiempo que Turquía atacaba Jarablus, el vicepresidente de Estados Undios, Joe Biden, visitó Ankara. Según el portal Russia Today, Estados Unidos y Turquía llegaron “a un acuerdo por el cual los kurdos no pueden estar en los territorios que se encuentran al oeste del río Éufrates”. Si las fuerzas kurdas no respetan esto, “Washington dejará de prestarles ayuda”, afirmó Biden. La Coalición Internacional que lidera la Casa Blanca es, según el PKK, un aliado táctico en Siria para derrotar al Daesh. Pero algo que se sospechaba empezó a ocurrir: con las declaraciones de Biden se ve el primer paso público de Washington para distanciarse de las Y^PG/YPJ. Estados Unidos respalda militarmente a las milicias kurdas y a las FDS, pero no comparte la creación de una federación autónoma en el norte de Siria y tampoco el proyecto político y social que se impulsa en Rojava.

-Como nunca había ocurrido antes, las YPG/YPJ se enfrentaron al Ejército sirio durante varios días en la ciudad de Hasake. Desde que las Fuerzas Armadas sirias se habían retirado de Rojava, dejando el control a las milicias kurdas, ocurrieron algunas escaramuzas entre ambos bandos. Aunque se llegó a una frágil tregua entre las YPG/YPJ y el Ejército sirio, las tensiones no disminuyeron. Polat Can, portavoz de las YPG, declaró que el ataque ordenado por Damasco intenta “crear enfrentamientos con los kurdos en Hasake para compensar la pérdida de ISIS de la ciudad Manbij”. Polat Can fue claro al decir que “los kurdos hoy están luchando una guerra que podría evitar guerras en el futuro, por lo que no vamos a negociar más sobre la presencia militar del régimen en la región”. Cuando todavía los fusiles se mantenían hirviendo, Hakan Fidan, enviado del jefe de la Agencia Nacional de Inteligencia (MIT) de Turquía, visitó Damasco para reunirse con funcionarios sirios. El diario libanés As Safir informó que el general Ismail Hakki Pekin, que sirvió como jefe del Departamento de Inteligencia de las Fuerzas Armadas turcas, visitó Siria el 27 de mayo pasado.

Por estas horas algo está cambiando en Siria. Con el acercamiento de Turquía a Damasco, la cuestión kurda parece que está siendo puesta como moneda de cambio, como ya ocurrió en otros momentos. Si en Siria se define buena parte del futuro de Medio Oriente, las opciones no son muchas: o triunfan las ideologías más reaccionarias (encarnadas en el Daesh y en grupos solventados por Arabia Saudí), o se mantiene el status quo histórico sosteniendo al gobierno sirio (algo que buscan Rusia y sus aliados), o se abre paso a un profundo proceso de democratización y transformación social encarnado en la experiencia de Rojava. Por lo visto, esta última opción no conforma ni a Estados Unidos ni a Rusia, y mucho menos a Turquía, que hace todos los esfuerzos para desbaratar la revolución en el norte de Siria y su inevitable contagio a las otras regiones del Kurdistán.



leandroalbani@gmail.com

Denuncian falta de apoyo del gobierno a #jornaleros #migrantes #Tlapa #Guerrero

* Desde el inicio de la administración de Héctor Astudillo, trabajadores del campo fueron relegados de los programas gubernamentales.




Justo al iniciar la temporada alta de migración -entre septiembre y enero-, el Consejo de Jornaleros y Jornaleras Agrícolas de La Montaña denunció ante el Grupo de Trabajo sobre Empresas y Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el trato discriminatorio y la explotación laboral que padecen a manos de las empresas agrícolas del norte del país.


Las familias indígenas migran en esta temporada a 18 estados, principalmente Sinaloa, Sonora y Guanajuato; el año anterior, el consejo registró 6 mil 752 personas, principalmente de los municipios de Tlapa, Cochoapa el Grande, Xalpatláhuac, Coapanatoyac y Atlamajalcingo del Monte.

En las instalaciones de la Unidad de Servicios Integrales (USI) de Tlapa, Guerrero, miembros del consejo señalaron que en México no existe un marco legal apropiado que proteja sus derechos ni políticas públicas que reviertan las condiciones deshumanizantes en que viven. Ahí, los funcionarios de la ONU constataron de primera mano la desatención y la precariedad en que se encuentra este espacio al que llegan las familias indígenas a descansar y a preparar sus alimentos.

Desde hace 11 años, el consejo estableció un acuerdo con las autoridades de Guerrero para que dotara de insumos básicos al comedor comunitario; el apoyo ha debido ser peleado cada año con denuncias públicas y protestas. Las y los jornaleros denunciaron que actualmente, tanto el Gobierno Federal como el estatal han desatendido la situación al grado que no existen programas específicos para las miles de familias pobres que deambulan en el país en busca de trabajo.

Los funcionarios de la ONU conocieron el caso de la empresa agrícola china Buen Año, ubicada en el municipio de Costa Rica, Sinaloa, donde el patrón amenazó a los trabajadores por atreverse a bloquear la entrada al campo y por parar labores durante dos días. La protesta de más 5000 trabajadores se debió a que el empresario aumentó de 10 a 15 el número de cajas de vegetales pagando el mismo sueldo de 65 pesos por tarea. Ninguna autoridad se interesó en intervenir en favor de los jornaleros migrantes.

El consejo emplazó al gobernador del estado de Guerrero a establecer un encuentro donde se retomen sus principales demandas y se genere una interlocución apropiada que brinde protección a los derechos de los jornaleros migrantes.

sábado, julio 2

Chiapas, Veracruz y Oaxaca, estados más violentos contra migrantes: informe

by Sididh_master

*Presentan ONG el estudio Migración en tránsito por México: rostro de una crisis humanitaria internacional; consignan aumento de deportaciones y delitos cometidos por autoridades.





Foto de Elizabeth Ruiz Alvarado


Ciudad de México, 30 de junio del 2016. Veracruz, Oaxaca y Chiapas son los estados más violentos contra migrantes, consigna el informe Migración en tránsito por México: rostro de una crisis humanitaria internacional, presentado ayer por 16 organizaciones coordinadas en la Red de Documentación de las Organizaciones Defensoras de Migrantes (Redodem), quienes destacaron que el Estado mexicano incumple con sus obligaciones de respeto y garantía de los derechos humanos de las personas en tránsito.


De acuerdo con el registro de la Red, los principales delitos y violaciones a los derechos humanos cometidos contra personas en tra?nsito por Me?xico esta?n vinculados al derecho de propiedad privada (robo), derecho a la integridad fi?sica (lesiones) y libertad personal (detenciones arbitrarias), mientras que los agentes que ma?s violan estos derechos son las polici?as federal y municipal.


El informe también muestra que no hay un sólo estado del país donde no haya retenes migratorios, y señala que mientras en 2014 las autoridades mexicanas deportaron a 107 mil 199 centroamericanos, para 2015 la cifra llegó a 158 mil 736 expulsiones, 48 por ciento más.


El informe anual destaca que los delitos cometidos por autoridades en general en 2015 crecio? 20 por ciento respecto al año anterior, “lo que demuestra la poli?tica punitiva del Plan Integral Frontera Sur y de la violacio?n sistema?tica de los Derechos Humanos que se vive en nuestro pai?s y que por ende, afecta a las personas en tra?nsito”, puntualizaron las organizaciones. De acuerdo a los registros de la Redodem, los estados ma?s violentos para las personas migrantes son Chiapas, Veracruz y Oaxaca, donde principalmente se cometen robos, extorsiones y secuestros.


Los testimonios de migrantes permitieron a la Red (que registró a 30 mil 321 personas en su base de datos) establecer que Honduras es el pai?s del que proviene la mayor cantidad de personas migrantes; el segundo pai?s expulsor es El Salvador y enseguida Guatemala. En cuanto a las causas, el principal factor que alienta la migracio?n es el econo?mico —desempleo, bajos salarios, encarecimiento de la canasta ba?sica. La segunda causa tiene que ver con cuestiones ambientales relacionadas con el extractivismo, despojo de tierras y megaproyectos. La tercera causa es la violencia. Para las organizaciones, “esto nos permite confirmar que los gobiernos de Centroame?rica continu?an sin atacar las causas estructurales que originan la migracio?n de sus nacionales, propiciando serias violaciones a los derechos humanos”.


También se informó que aunque Estados Unidos sigue liderando como lugar de destino final, Me?xico se ha convertido en una opcio?n para personas que huyen de la violencia, lo que contrasta con el bajo i?ndice de otorgamiento de la condicio?n de refugiado.


Las organizaciones defensoras de derechos humanos exhortaron a las autoridades a implementar una poli?tica migratoria con apego y acceso a los derechos humanos; investigar, sancionar y reparar el dan?o derivado de los delitos cometidos por autoridades y particulares, y a brindar informacio?n pertinente y reconocimiento de la condicio?n de refugiado a migrantes que salen de sus pai?ses por causa de la violencia, además de trabajar en conjunto con la sociedad en la construccio?n de una cultura de hospitalidad y solidaridad. También se llamó a los gobiernos centroamericanos a avanzar en una agenda de trabajo que atienda las causas estructurales que causan la expulsión de sus conciudadanos.

domingo, junio 26

Policía de Nochixtlán asesina a Salvador Olmos compañero punk de los medios libres




26 de junio de 2016.- La Radio Comunitaria Tu Un Ñuu Savi, Palabra del Pueblo de la Lluvia, denuncia el asesinato de uno de sus miembros: el compañero Salvador Olmos García, a manos de la policía de Nochixtlán. El compañero fue torturado, atropellado y asesinado por la policía municipal de Nochixtlán, mientras anoche asistía al llamado a reforzar la Radio Tu Un Ñuu Savi que las noches recientes ha estado bajo hostigamiento de vehículos sin identificación. El compañero Salvador, “Chava”, “El abogado” era un participante del movimiento punk, músico, activista de derechos humanos y locutor del programa Pitaya Negra de la Radio Comunitaria Tu Un Ñuu Savi, medio libre y comunitario del movimiento popular en Oaxaca.

Es larga la historia de las interrelaciones del movimiento punk y del movimiento de los medios libres. Los punks, las punks, esos y esas disidentes, han tomado los medios desde hace largo tiempo, en el camino se han encontrado con otros y otras disidentes, participantes de los movimientos sociales que han tomado los medios, se han reconocido en la mirada desafiante pero compañera, en la rebelión y en la alegría cotidiana, en el amor y en la rabia, en el sueño y en la construcción cotidiana. Hoy otro compañero punk y de los medios libres ha caído, por Radio Tu Un Ñuu Savi suenan rolas punks en homenaje a Chava, “el abogado”, y suena también la canción “A las barrikadas”.

Estos días las radios libres y comunitarias oaxaqueñas están bajo amenaza, transmitieron en vivo reportes de la masacre de Nochixtlán, rompieron el cerco informativo. Hay que difundirlas, apoyarlas, estar al pendiente de que no vayan a ser acalladas, de que sus radialistas libres y sus comunicadores comunitarios no sigan siendo agredidos.

Hoy mismo falleció otro compañero herido durante la masacre de Nochixtlán del domingo pasado, con él y con Chava ya son 13 compañeros caídos en Nochixtlán.

Desde los medios libres exigimos justicia por los 13 y nos organizamos.

¡Compañero Salvador Olmos García presente!
 
CENTRO DE MEDIOS LIBRES VER NOTICIA

jueves, junio 23

Altiplano potosino, en riesgo inminente por minería y un basurero tóxico


by *Anuncian ejidatarios resistencia a los proyectos; el pueblo wirrárika los apoya.

Ciudad de México, 23 de junio del 2016. Ejidatarios y habitantes del altiplano potosino denunciaron que sus tierras y aguas se encuentran en peligro por la instalación del confinamiento de Residuos Tóxicos de Palula, en el ejido La Victoria, municipio de Santo Domingo, San Luis Potosí, y por megaproyectos de minería.

Los habitantes acusaron que ni las empresas ni el gobierno les han consultado sobre la instalación de los proyectos, además de que han falsificado documentos para conseguir los permisos de funcionamiento. El pueblo wirrárika, que vería afectadas las tierras y plantas que utilizan en sus ceremonias sagradas, señaló que se unió al rechazo de los pobladores.

Integrantes del Comité en Defensa de la Vida de Santo Domingo, el Comité en Defensa del Agua del Desierto de Catorce y la Pastoral Social de la Diócesis de Matehuala advirtieron de los riesgos de contaminación y a la salud de los pobladores por la posible filtración o dispersión de sustancias tóxicas, y señalaron que aunque los empresarios señalan que no hay vida en los alrededores que se pueda ver afectada, esto es falso.

El empresario que pretende instalar el basurero es José Cerrillo Chowell, y el tiradero -que además de las propias sustancias que reciba, utilizará otros tóxicos para tratarlas- se ubicaría en una zona que es ganadera y de agricultura. Los posibles afectados señalan que la población amenazada es de cerca de 20 mil personas de los municipios de Cedral, Charcas, Catorce, Guadalcázar y Santo Domingo. Las organizaciones exigieron “que cesen las simulaciones, las campañas de división, los chantajes, los grupos de choque, las difamaciones y la compra de conciencias. No estaremos con los brazos cruzados mientras acaban con nuestro futuro, mientras continúe la amenaza sobre nuestro territorio y sobre nuestras vidas”.

Los denunciantes indicaron que los empresarios han ofrecido dinero, casas y viajes, porque el altiplano les gusta para eólicas, minería, invernaderos y tiraderos”, pero advirtieron que defenderán sus tierras “hasta sus últimas consecuencias”.

viernes, marzo 18

El rebelde es...





El rebelde es, si me permites la imagen, un ser humano dándose de golpes contra las paredes del laberinto de la historia.

Y, que no se me malinterprete, no es que se dé de topes buscando el camino que lo llevará a la salida. 

No, el rebelde golpea las paredes porque sabe que el laberinto es una trampa, porque sabe que no hay más salida que rompiendo las paredes. 

Si el rebelde usa la cabeza como mazo no es porque sea un cabeza dura (que lo es, a no dudarlo), sino porque el romper con las trampas de la historia, con sus mitos; es un trabajo que se hace con la cabeza, es decir, es un trabajo intelectual. 

Así que, en consecuencia, el rebelde padece un dolor de cabeza tan fuerte y continuo que olvídate de la migraña más severa. 


(Subcomandante Insurgente Marcos)